Como si de las mejores trilogías se tratara, nuestro repaso a las mejores películas moteras continúa. Échale un vistazo a todas, porque puede que el final te sorprenda.

Comenzamos con Black Rain. Dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Michael Douglas y Andy Garcia, se estrenó en 1989. Cuenta la historia de dos policías de Nueva York, Nick y Charlie, los cuales tienen como misión vigilar a un mafioso japonés. La aventura comienza cuando éste se escapa y los dos agentes se adentran en el peligroso mundo de los bajos fondos de la mafia japonesa y la banda de motoristas que protegen al mafioso huido.

Torque (“Rodando al límite” en España) es una película que tiene a las motos y moteros como principales protagonistas. Estrenada en 2004, está calificada como “The Fast and The Furious” en versión motera. Carreras de motos, ajustes de cuentas, tunning, drogas… todo se entremezcla en este film.

Nos vamos a nuestras antípodas para encontrar el lugar donde se desarrolla la siguiente película, Mad Max. Cuenta la desmoronada historia de Australia, país dominado por pandillas de moteros y cómo Max Rockatansky (interpretado por Mel Gibson) lucha para salvaguardar la seguridad vial.

Pero no todo es violencia y pandillas en las películas sobre motos, y el mejor ejemplo es Diarios de motocicleta. Se trata de la historia de Ernesto Guevara y Alberto Granado en el año 1952, los cuales realizaron un viaje en motocicleta (llamada La Poderosa) por todo el continente sudamericano. Gracias a esa travesía, descubren las injusticias a las que está sometido el pueblo, mientras que se va formando la leyenda de lo que, años más tarde, sería el Che Guevara.

Os dejamos el tráiler de esta película biográfica.

Fuente: Wikipedia.