MotoGp es el campeonato mundial de motociclismo más importante a nivel mundial. Sus orígenes datan del año 1949, y a lo largo de este tiempo ha sufrido diversas modificaciones en su reglamento hasta alcanzar la actual, que permite competir motos de hasta 1.000 centímetros cúbicos.

Los vehículos que compiten difieren completamente de los que podemos encontrar en la calle, tanto por sus avances tecnológicos y de fabricación, como por sus espectaculares diseños. Además de que los amantes de mundo de la moto disfruten de esta competición, también lo hacen con algunas de las anécdotas o curiosidades que protagonizan sus pilotos, así, que veamos algunas de ellas:

Valentino Rossi: Tiene fama de, además de gastar un tanto de mal genio, ser uno de los más divertidos de este mundo, y si no, recordemos cuando se paseó en bañador por el circuito, al final de una carrera, alegando que hacía mucho calor. La broma le costó una multa. Y otra vez, cuando se subió al pódium de los ganadores con un pollo en la cabeza, diciendo que era para hacer publicidad de la pollería de un amigo suyo.

Colin Edwards: Demostró una vez más en el paddock su descontento con su actual moto, y con legendaria forma de expresarse de la que siempre hace gala, hizo el siguiente comentario (citamos textualmente): “Mi moto es un pedazo de mierda. Es la mejor forma de decir que nos ha dado por culo, mientras tenia cosquillas en las pelotas.” Una bonita y elegante forma de quejarse de su CRT.

Jorge Lorenzo: Cuando consiguió ganar el premio Moto Gp en Malasia en el año 2010, montó en su moto para realizar la vuelta de celebración engalanado con la Bandera de España, que por cosas del destino se enrolló en su rueda trasera y quedó literalmente destrozada. El piloto balear pidió rápidamente disculpas para evitar posibles conflictos.

Imagen | noticias.amv.- motogp-update – universalmotor – motorcyclenews